Make your own free website on Tripod.com

Habla el Maestro El Morya sobre el control de los 4 Elementos

 

El conocimiento y control de los Cuatro Elementos y sus habitantes es parte del entrenamiento del chela. El estudiante de la Verdad debería conocer los buenos usos que se le pueden dar a estos elementos y sus habitantes (v.g. elementales), así como también la distorsión de sus expresiones mediante la calificación incorrecta por parte de la humanidad.

El Elemento Fuego es el más importante de los cuatro, ya que es una expresión del Fuego Sagrado, del cual proceden tanto la Llama Violeta como todas las otras Llamas. Una de las actividades constructivas del Fuego Sagrado en el plano físico es la purificación de los residuos y de los cuerpos humanos mediante la incineración, lo cuál permite a los elementos regresar al Sol para ser repolarizados. La actividad destructiva de este elemento salta a la vista en los incendios de edificios y bosques, así como también en las tormentas eléctricas y en el uso de las armas de fuego, bombas, etc.

El Elemento Aire también es muy importante para el mantenimiento de la vida en el plano físico, ya que sin aire la gente no puede vivir. Mediante el control consciente del aliento, no sólo puede armonizarse a los propios cuerpos, haciéndolos mejores Templos del Dios Viviente "YO SOY", sino que también puede purificarse el propio entorno. La actividad beneficiosa de este elemento se nota en las cálidas y refrescantes brisas doquiera que se requiera de éstas. Igualmente, constituye el medio de impulsar botes y veleros en los océanos y ríos, así como a los aviones. Su actividad destructiva puede verse en los ciclones y tormentas.

El Elemento Agua está relacionado al cuerpo emocional, y la purificación del agua resulta en la purificación de este cuerpo. En el plano físico, el elemento agua es un gran agente limpiador, y también es uno de los factores claves en el equilibrio de las condiciones atmosféricas y producción de cosechas. Su actividad destructiva puede observarse en las inundaciones, sequías y naufragios en el mar en los que perecen hombres y animales. El Maestro Jesús demostró que se podía controlar este elemento (así como todos los demás), cuando aquietó las aguas turbulentas en el mar de Galilea.

El Elemento Tierra es vital para la producción de alimentos, de manera que la humanidad pueda construir cuerpos perfectos que serán los puestos de avanzada sobre la tierra para las Actividades Cósmicas y Espirituales. Vemos su acción beneficiosa en los bellos paisajes, en los pájaros, las flores; en los bellos minerales, y, por supuesto, en la producción de cosechas. Su acción destructivo puede verse en los derrumbes, volcanes y terremotos.

La purificación diaria de los Elementos y el cultivo de la amistad de los Elementales es un prerequisito del chela. De allí la importancia de la selección sabia de las Palabras de los Maestros Ascendidos y Seres Cósmicos.

Thomas Printz (Maestro El Morya)


VOLVER A ELEMENTALES.