Make your own free website on Tripod.com
DIOS en acción!!!

LA VIDA EN TODAS SUS ACTIVIDADES, DONDE QUIERA
QUE SE MANIFIESTE ES DIOS EN ACClÓN.

 

La propuesta de estas enseñanzas es alcanzar una mejor calidad de vida, pero...

¿Qué comprendemos como la Vida?

La Vida es energía de Dios, pura y prístina que anima nuestras formas a través de sostener el latido en nuestro corazón. La expresión natural de la Vida es perfección y todo lo que no responda a esa perfección es una distorsión que hemos impuesto a la Vida a través del mal uso de la energía.

¿Cómo usamos la energía?

A través del pensamiento, sentimiento, palabra, acción y reacción.

Si hubiéramos mantenido el uso de la Vida a través del tiempo, de acuerdo al propósito de Dios, o sea para ensanchar los bordes de Su Reino, sería muy distinta la calidad de vida que disfrutaríamos en este momento de evolución.

La tendencia natural de la Vida es Amor, Paz, Belleza, Salud, Armonía, Opulencia, porque nada nos puede faltar como hijos de Dios que somos; Si algo de esto no se esta manifestando en nuestros mundos, es porque hemos obstruido el flujo natural y perfecto de la Vida. ¿Cómo?, Ensombresiéndola con pensamientos negativos, sentimientos no amorosos, acciones y reacciones no pacíficas etc. y sobre todo por desconocer conscientemente cual es la actividad de la Vida.

 

YO SOY, ES LA ACTIVIDAD DE LA VIDA.

Yo Soy es el nombre de Dios, Fuente de toda energía Luz, individualizado en cada uno

de sus hijos a través de Su Imagen y Semejanza: LA DIVINA PRESENCIA YO SOY. Y es tan importante hacerse consciente de la Divina Presencia, como lo es reconocer nuestro origen, nuestro sentido y nuestra meta. Conocer y aceptar la Magna Presencia es dar uno de los mayores pasos hacia la liberación de todo lo que no permita el disfrutar de una mejor calidad de vida. Sobre nuestras cabezas se encuentra esta Fuente Magna de todo Bien y desciende desde Ella un Cordón de Plata portador de LA VIDA pura y perfecta con todos los atributos que son de Dios para penetrar por el tope de nuestras cabezas y anclarse en el corazón dando el latido que nos capacita para evolucionar en la Tierra y decir YO SOY.

Como YO SOY es el nombre de Dios todo lo que se diga en Su Nombre toma Su Poder y Autoridad y se convierte en una manifestación en nuestras vidas.

Todo lo que sigue a YO SOY debe manifestarse, por lo tanto pensemos un momento que hemos creado! a través del Poder del verbo decretando sin conciencia, pensemos que hemos hecho con la Vida! pura del Padre dada a nosotros, calificándola con enfermedad, carencia y todo tipo de penurias!.

Y pensemos también, la gran oportunidad que es nuestra para revertir nuestras expresiones y re-crear lo que sí, nos traiga una mejor calidad de vida.

Todo tipo de aflicción es únicamente por la mala calificación de la energía de Dios, por haberle impuesto a esa Su Vida pensamientos, sentimientos, palabras. acciones y reacciones negativas y lanzarla al mundo, a la atmósfera donde acometió contra el objetivo y siguió su curso alineándose con todo lo similar que encontró para luego retornar a su generador en la forma en que salió de él mas lo intensificado en el camino, lo que retorna y nos golpea en forma de alguna aflicción es el efecto de esas causas que pueden haber sido creadas en otras vidas, teniendo en cuenta que la vida solo nos retorna lo que le hemos infligido (o bendecido!). Pero revertir esas causas negativas también es simple, ya que el poder de creación sigue vigente en nosotros, solo debemos volver a confiar, amar y entregar a la Divina Presencia el comando, a través de afirmaciones correctas que generen causas de perfección.

Todo lo que no nos sea confortable, es el estado en que nos encontramos por no vivir con la Presencia de Dios y de acuerdo a Su Voluntad, retornar a nuestra Fuente y reconocer a Dios activo en todo lo que realizamos es tomar conciencia de nuestra responsabilidad y comenzar a tratar de revertir lo creado erróneamente a través de otro regalo que Dios en Su infinita Misericordia y Compasión nos envía a través de Su Amado Mensajero Saint Germain. La Llama Violeta Transmutadora.

Afirmación sugerida por el Maestro Saint Germain para ir reconociendo a la Magna Presencia activa en nosotros:

"Yo Soy la Presencia actuando a través de todo lo que deba ser hecho".


Volver a: INSTRUCCIONES FUNDAMENTALES


Volver al Indice

ACTUALIZADA
27-06-1999