Make your own free website on Tripod.com

LA LEY DEL AMOR

 

"EL AMOR ES TODO LO QUE EXISTE"

 

No hay sino un solo proceso invencible, evolucionador: el Poder de generar conscientemente el Amor Divino. El Amor siendo el eje de toda vida, mientras mas lo usemos conscientemente, mas fácil y rápidamente liberaremos el magno Poder de Dios que, como una gran fuerza acumulada, siempre esta esperando una apertura para proyectarse por nuestra propia conciencia.

"El estudiante o individuo que desee progresar rápidamente en la Luz no debe jamás dormirse hasta que haya enviado su amor a todo individuo que el considere que lo ha dañado en cualquier momento. Este pensamiento de amor sale derecho como una flecha hacia la conciencia del otro individuo, porque no hay nada que lo pueda detener, y generará su calidad y poder allí donde ha sido enviado. Es seguro que se devuelve en el mismo instante en que es enviado. No hay ningún elemento que sea causante de tantos malestares del cuerpo y de la mente como el sentimiento de odio enviado hacia otro individuo. Que se entienda bien, el rencor o resentimiento no son sino otra forma de odio en un grado menor.

El Amor es la única base de la Armonía y el correcto uso de la energía vital.

Tus propias malas creaciones te llevan y te fuerzan hasta que aceptes comprender la Vida y obedecer su Ley de Amor. Giras a través de vida tras vida experimentando una discordia y otra discordia hasta que aprendas a vivir con esta Ley de Amor. Esta es la actividad obligada a la cual nadie escapa y continúa hasta que el ser exterior indaga la razón de su miseria y comprende al fin que su alivio de la experiencia de sufrimiento, solo puede venirle por la obediencia a la Ley del Amor. Tal obediencia comienza con un sentimiento de calma, de paz y de bondad, cuyo centro esta en el corazón.

El Amor es dueño de todo y solo esta ocupado en implantar el Plan de Perfección en acción y en todo. Es un constante derrame de si mismo y es incapaz de grabar otra cosa que sea contraria a si mismo. Te digo francamente, amado estudiante, que no hay esperanza alguna en el cielo o tierra para aquel que persista en mantener en su conciencia pensamientos y sentimientos de crítica, condenación u odio de cualquier descripción, y esto incluye hasta un leve desagrado. No te incumbe juzgar, tu solo conoces el ángulo que tu ves del ser, solo te incumbe amar.

Afirmación sugerida por el Maestro Saint Germain:

"Yo Soy la Presencia del Amor Divino en todo momento". 


Volver a: INSTRUCCIONES FUNDAMENTALES


Volver al Indice

ACTUALIZADA
27-06-1999