Make your own free website on Tripod.com

LA VOLUNTAD DE DIOS

Se nos ha sugerido sembrar en las conciencias de los seres las actividades que se nos proponen mes a mes a través de los Retiros que van abriendo y las Virtudes que Ellos van irradiando, con el propósito de que más pueda asimilarse esta oportunidad y más pueda incorporarse esa Virtud en nuestro ser. En el Mes de Junio se encuentra abierto el Templo de Darjeeling en India y Su Jerarca es el Amado Maestro El Morya acompañado por Su Hermandad de la Voluntad de Dios. Como ya se va delineando es justamente esto lo que deberá, si así lo aceptamos, aclararse y profundizarse en nosotros el real significado y anhelo de vivir en la Voluntad de Dios.

Para anhelar manifestar algo, primero debe ser conocido y reconocido como un Bien.

Voluntad es entendida de acuerdo al diccionario como la Facultad, la capacidad de determinarse a hacer o no hacer algo… por consiguiente deberemos comprender primero que Dios, el Padre se determino a crear de acuerdo a Su Voluntad y declaro Su Creación Perfecta. Y así continuo hasta que parte de Su Creación, el hombre, quiso hacer uso de su libre albedrío y se determino a crear de acuerdo a la voluntad humana, pero con la diferencia que no pudo declarar a su creación como perfecta.

Por lo cual hoy estamos tratando de volver a crear de acuerdo a la Voluntad de Dios que siempre fue y será el Bien y la Perfección de todas las cosas. Esta decisión nace seguramente del resultado de nuestras creaciones, ya que cada llamado problema o aflicción es solo el reflejo de una voluntad humana inclinada hacia el error.

Cómo se retorna a esa Voluntad Divina haciéndola nuestra voluntad y así unificándonos en intención al Padre??? Como todo en la vida, a través de un Estado de Conciencia más unificado con Dios y con Su Infinita Bondad. Cada vez que optemos por beneficiar la vida, el ser, la condición que diariamente contactemos, ya sea con un pensamiento positivo, con un sentimiento perdonador, con una palabra de aliento, actuando con Buena Voluntad, con cortesía, con amabilidad y consideración ofreciendo la ayuda a la mano sé esta en la Voluntad de Dios.

No es necesario realizar grandes proezas, porque es en la vida cotidiana que encontramos cada oportunidad de hacer algún bien.

El Amado Maestro El Morya habla de que es posible practicar la Voluntad de Dios a través de la CORTESÍA CASERA, si, con nuestras familias o asociados mas cercanos que por cercanos denotan que han formado parte del karma que alguna vez formamos por actuar de acuerdo a la pequeña voluntad humana. Elevando esas relaciones y convivencia a la Voluntad de Dios estaremos redimiendo karma y liberando energías.

Porqué pequeña voluntad humana? Porque no es sostenida, no tiene la fuerza y amplitud de la Voluntad considerada y puesta en práctica para mejorar la vida en alguno de sus aspectos. La voluntad humana generalmente no va mas allá de su propio ego personal o de algunos muy favorecidos y cercanos. Pero ella es necesaria para dar el primer paso hacia una entrega a la Voluntad Superior… Cómo? Tomando la decisión de cambiar y humildemente reconocer que si con una voluntad humana en acción no nos fue bien, también estamos elevando esa voluntad al afirmarla para que nos conduzca hacia la Voluntad Divina.

Así se puede sublimar la voluntad humana, practicando la Buena Voluntad en las cosas cotidianas, accionándola para dejar vicios o soltar apegos… hasta que ya no haya dos voluntades sino una suprema por haber reconocido que Dios pone perfección en nuestras vidas, mundos y entornos, siempre que permitimos con nuestro libre albedrío que Su Voluntad pueda manifestarse. Así demandamos por los Anotados en las Copas de Curación, pues si alguna apariencia de enfermedad los aflige es porque la Voluntad de Dios no pudo manifestarse a través de ellos. Así podemos demandar en cada condición o situación que nos presente dificultad de alguna clase… Que la Voluntad de Dios se manifieste plenamente a través de … Y luego vivir de acuerdo a lo expresado y dejando que sea la Luz en nosotros lo que califique nuestras energías para poder disfrutar de una mejor calidad de vida… porque esa es La Voluntad de Dios.


Volver a: INSTRUCCIONES FUNDAMENTALES


Volver al Indice

ACTUALIZADA
03-03-2002